sábado, 18 de abril de 2009

Calatayud - Aragón - España - abril 2009

Una de las infundados tópicos con los que deben cargar pacientemente los aragoneses es el referente a su "mala leche", o carácter prontamente inflamable, que se tendrá en la misma proporción que en la Mazuria polaca o en Kuala Lumpur. Ahora bien, atraído por la promoción del jamón de Teruel me acerqué peligrosamente al cristal de esta charcutería. Pensé en entrar, pero me abstuve por andar ese día algo apocado y sin un tema bien preparado para discutir, algo que se me antojaba necesario dado el aparente aguante del dueño, reflejado en el cartel y en el nombre escogido para la tienda: si amplían la imagen, en los carteles de colores se lee en diagonal: "GARROTE"

No hay comentarios:

Publicar un comentario